El incendio de Lekaroz (Navarra)

Turismo Navarra

Francisco Espoz y Mina fue uno de los militares españoles más admirado y odiado del siglo XIX. El que hubiese sido el azote guerrillero del ejército francés durante la guerra de independencia en el norte peninsular,  acabó guerreando contra las partidas guerrilleras en la primera guerra carlista. Durante este conflicto considerado como la primera confrontación civil del siglo XIX, al general isabelino se le echan en cara varios hechos controvertidos como el incendio del pequeño pueblo navarro de Lekaroz.
Francisco Espoz y Mina El militar no era el mismo joven campesino que había guerreado contra las tropas napoleónicas, contaba ya con 53 años y muchas batallas a sus espaldas, y además un cáncer de estomago le estaba consumiendo poco a poco.  Sin embargo, aceptó la difícil tarea de contrarrestar el genio militar de Zumalacárregui.
En enero de 1835 los carlistas del general Sagastibeltza ocuparon las aldeas cercanas a Elizondo, con el fin de conquistar la plaza en la que las tropas liberales se habían hecho fuertes.
Para tal fin las tropas carlistas requisaron todas las piezas de cobre que pudieron encontrar y las fundieron para crear morteros y obuses para hostigar la plaza fuerte.
Mina acudió presto a socorrer Elizondo, rompiendo el cerco. Las tropas carlistas se replegaron no sin antes esconder y enterrar los morteros.
Cuando las tropas de Mina regresaron a Pamplona, los carlistas volvieron a rodear la capital del Baztan. Mina, furioso, volvió a ponerse en marcha el 12 de marzo con la intención de romper el bloqueo por segunda vez. Pero esta vez, en el alto de Larremiar, le esperaba nada menos que Zumalacárregui con sus tropas.
El choque entre los dos ejércitos fue violentísimo, pudiendo alcanzar Mina a duras penas Elizondo llevando consigo 200 heridos y dejando numerosos cadáveres abandonados en la nieve.
Una vez en Elizondo, Mina se volcó en encontrar los morteros y obuses con los que se atacaba a la guarnición liberal.

Sitios con historia Navarra
La parroquia de San Bartolomé de Lekaroz

Para ello puso rumbo a la cercana aldea de Lekaroz, donde tres docenas de hombres, ancianos en su mayoría, ya que los jóvenes habían huido o luchaban con las tropas carlistas, esperaban aterrados en la plaza del pueblo.

Lugares con historia NavarraBaztanNavarra historiaHistoria Navarra
Mina preguntó a los vecinos:
—¿Dónde  están  los  cañones?
—No  saber—  dijo  uno.  Otros  se  alzaron  de  hombros. —¿Cañonak  non  diré?—  les  repitió  en  vascuence.
—No  sabemos;  le  juramos  que  no  sabemos—  respondieron  en  su  lengua  nativa.
—Lo  sabéis,  y  si  no  lo  decís  ahora  mismo,  os  fusilo  y  hago  quemar  el pueblo.
—Nosotros  no  sabemos  nada  de  eso—  volvieron  a  insistir.
Mina  se  sulfuró  al  oírles.
—¡Qué  los  cuenten  de  cinco  en  cinco!  —ordenó.
¹
Los vecinos fueron contados de cinco en cinco,  y los que hacían el número 5 eran seleccionados para ser fusilados. En total siete vecinos fueron los elegidos, entre ellos el alcalde.

Lugares con historia Navarra En ese momento fueron fusilados tres hombres, incendiándose a continuación el pueblo. Incendio que duró tres días y del cual sólo se salvaron la iglesia y tres casas.

Incendio Lekaroz
El incendio de Lekaroz. Fuente: Zumalakarregi museoa

Esta venganza del polémico general contra la población civil tenía un fin claro, atemorizar a los civiles que apoyaban de una forma u otra a los rebeldes, y así lo dejo claro en su proclama «A los navarros ».

«El pueblo de Lecároz… fue entregado esta tarde a las llamas y sus habitantes

quintados y fusilados en el momento, en justo castigo de sus delitos. Igual suerte

espera a toda población o individuo que siga su ejemplo».²

Incendio Lekaroz
Lekaroz después del incendio. Fuente: Zumalakarregi museoa

UBICACIÓN:

Webgrafía:

¹ y ² Mina y Zumalacárregui en la batalla de Larremiar   JOSE M.ª IRIBARREN

http://www.navarra.es/appsext/bnd/GN_Ficheros_PDF_Binadi.aspx?Fichero…0013…pdf

Deja un comentario