El templo de Artemisa de Efeso. Una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo

Sitios históricos
El templo de Artemisa de Efeso. Una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo
5 (100%) 3 votes

EL TEMPLO DE ARTEMISA DE EFESO. UNA DE LAS SIETE MARAVILLAS DEL MUNDO ANTIGUO.

Apenas queda una columna en pie de lo que fue uno de los mayores templos de la antigüedad y una de las Siete Maravillas del Mundo. Sin embargo, si visitamos las increíbles ruinas de la ciudad de Efeso, vale la pena hacer una parada en el templo, que se encuentra a 2 kilómetros.

Sitios históricos Turquía
Un primer templo fue construido en el siglo VIII a.C. pero fue arrasado por las hordas cimerias. El gran templo comenzó a construirse en el VI a.C. a manos del arquitecto cretense Quersifrón y finalizado por su hijo Metágenes.
El templo de Artemisa fue mandado edificar por el rey Creso de Lidia en honor de Artemisa, diosa de la fertilidad, la caza y la guerra. Y en este, se encontraba una una estatua de madera de dos metros de la diosa, recubierta de oro y plata.
Según Plinio el Viejo, el templo de mármol media 115 m de largo por 180 m de ancho y tenía 127 columnas de 18 m de alto. Un autentico bosque de arboles de mármol.

A dictionary of the Bible.. (1887) (14781336872).jpg
De Schaff, Philip, 1819-1893 – https://www.flickr.com/photos/internetarchivebookimages/14781336872/ Source book page: https://archive.org/stream/dictionaryofbibl01scha/dictionaryofbibl01scha#page/n285/mode/1up, No restrictions, Enlace

El 21 de julio de del año 365 a.C. un pastor de Efeso, Eróstrato, prendió fuego al templo por el simple hecho de pasar a la posteridad. Aunque las autoridades de Efeso prohibieron bajo pena de muerte que su nombre fuese recordado o reproducido, este nos ha llegado a través del historiador griego Estrabón.
Sin embargo, como al templo llegaban miles de viajeros y dejaban suntuosas ofrendas a la diosa, los efesos se inventaron la historia de que la noche del incendio esta había acudido a ayudar en el nacimiento de Alejandro Magno.
Cuando años más tarde, el gran Alejandro Magno derrotó a los persas y conquistó la ciudad de Efeso, acudió a las ruinas del templo a realizar un sacrificio en honor a Artemisa y se ofreció a restaurarlo.

Templo de Artemisa de Efeso
El templo volvió a ser restaurado en el 323 a.C. pero fue destruido por los godos en el 262 d.C.
Cuando el cristianismo gano el pulso a los viejos dioses paganos, el templo fue definitivamente abandonado y sus materiales reutilizados. Algunas de sus columnas se pueden encontrar en Santa Sofía en Estambul.
Aunque apenas quede una columna en pie, solamente el echo de pisar el mismo lugar donde estuvieron grandes personajes de la antigüedad como Alejandro Magno o Jenofonte, merece la pena el viaje.

UBICACIÓN

Deja un comentario