Bizkaia

CASTILLO DE ARTEAGA. UN LUGAR DE CUENTO EN URDAIBAI

Espero que disfrutes tanto leyéndolo como yo escribiéndolo 😃
(Votos: 0 Promedio: 0)

EL CASTILLO DE ARTEAGA. UN CASTILLO DE CUENTO EN URDAIBAI.

El castillo de Arteaga, sobresale entre las casas y los árboles del pequeño pueblo bizkaino donde nació hace siglos como casa-torre, hechizando a quien por allí pase.

Castillo de Arteaga Bizkaia

Este castillo donde se entremezclan los estilos neomedieval y neogótico, esconde una increíble historia tras sus muros.

¿Quiéres descubrirla?

ORÍGENES DEL CASTILLO DE ARTEGA

Este palacio con aires de castillo de cuento, nació como la fortaleza de unos nobles rurales que vivían de explotar los recursos y a las clases más humildes.

Hubo una época en que las provincias vascas se hallaban erizadas de estas casas-torres, cuyos dueños se hacían la guerra unos a otros hasta que los reyes castellanos decidieron pacificar sus posesiones.

Para ello, ordenaron desmochar estas fortalezas y enviaron a muchos de estos guerreros a luchar a la frontera con los reinos musulmanes.

Muchas de estas antiguas fortificaciones, se reconvirtieron en palacios rurales.

¿Sabías que los poderoso Butrón, eran enemigo de los Arteaga? Hoy día, lo que fue la casa-torre de los Butrón se ha convertido en uno de los castillos más impresionantes de Euskal Herria.

Castillo de Butrón. ⚔Una fortaleza transformada en un castillo de cuento📖

Aunque nos podemos imaginar el aspecto que tendría esta fortaleza gracias a algunas casas-torres que aún mantienen gran parte de su aspecto original, como las de Donamaria en Navarra o la de Etxaburu en Bizkaia.

La casa-torre de Arteaga fue fundada a finales del siglo, estando protegida por cuatro cubos, además de por foso y muralla, por lo que su aspecto debía ser imponente.

Fortaleza Arteaga Bizkaia

Sin embargo, cuando los miembros del linaje vieron que era más provechoso servir en la corte castellana que intentar exprimir a unos pobres campesinos, la fortaleza perdió su carácter defensivo convirtiéndo en una casa de labranza.

SU TRANSFORMACIÓN EN UN CASTILLO DE CUENTO

Cuando todo parecía indicar que la antigua fortaleza de los Arteaga, acabaría sucumbiendo bajo el peso de los siglos, un giro del destino le otorgó una segunda oportunidad, renaciendo cual ave Fénix.

Y es que uno de los descendientes de los Arteaga, Cipriano de Portocarreno, sería el padre de Maria Eugenia de Guzmán y Portocarrero, quien se casaría en 1853 con el emperador francés Napoleón III.

Castillo de Arteaga en Vizcaya

¿Quién le hubiese dicho a los primeros Arteaga, rudos guerreros bizkainos, que una de sus descendientes se convertiría en un importante miembro de la realeza europea convirtiéndose en emperatriz de los franceses?

Cuando los emperadores de Francia trajeron al mundo al futuro heredero, las Juntas Generales de Bizkaia decidieron otorgarle el título de «bizcaino originario«, reuniéndose con los emperadores en su residencia de Biarritz.

Napoleón III se interesó por los nobles orígenes bizkainos de su esposa, decidiendo recuperar la antigua casa-torre como residencia imperial.

Para ello, contó con los servicios del arquitecto Louis-Auguste Couvrechef, arquitecto de los Sitios Imperiales que había participado en la construcción de Villa Eugenia en Biarritz y el castillo de Pau.

Éste arquitecto, seguidor del Romanticismo, diseñó un palacio de estilo neomedieval con toques neogóticos, tan al gusto de la época.

Gárgola en el castillo de Arteaga
Gárgola vigilando desde la torre del castillo de Arteaga. Las gárgolas fueron uno de los recursos más utilizados en el estilo neogótico.

Tras la muerte de Couvrechef, la construcción siguió a cargo de Gabriel-Auguste Ancelet, pero aunque los emperadores tenían planeado visitar su nuevo palacio, la guerra franco-prusiana se interpuso en sus planes.

Con el final del Segundo Imperio francés, los últimos monarcas del país galo tuvieron que exiliarse a Inglaterra.

Cuando Napoleón III murió, la emperatriz volvió a España, aunque nunca pisó el castillo de cuento que su marido había ordenado construir para ella, tal vez para evadir dolorosos recuerdos.

DESCRIPCIÓN DEL CASTILLO

La torre central de la fortaleza tiene forma rectángular de 17 x 12 metros, siendo construida sillares de mármol rojo y gris.

Destaca junto a esta, otra torre octogonal más alta, en cuyo interior se encuentra la escalera de caracol que comunica las habitaciones.

Cada una de sus fachadas, cuentan con dos altos arcos ojivales donde se enmarcan las ventanas, estando la torre principal coronada por cuerpos salientes que imitan matacanes.

Palacio de Arteaga

La torre se encuentra rodeada por una muralla con cuatro cubos defensivos en sus esquinas, construidos en mampostería.

EL CASTILLO DE ARTEAGA EN LA ACTUALIDAD

Cuando murió Maria Eugenia de Montijo, la propiedad del castillo pasó a su sobrino, perteneciente a la casa de Alba, quien lo vendió a la sociedad que lo recuperó para su uso hostelero.

Actualmente, el hotel castillo de Arteaga es uno de los establecimientos más majestuosos del País Vasco, recuperando así está vieja joya, como ha pasado con el castillo de Carlos V de Hondarribia o el hotel Heredad de Unanue.

UBICACIÓN DEL CASTILLO DE ARTEGA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *