Descubre el cromlech doble de Oianleku, uno de los megalitos más mágicos de Gipuzkoa.