Qué ver en Burdeos. El palacio Gallien, reliquia de la antigua Burdigala.