Donostia-San Sebastián

EL PUENTE DE LA ZURRIOLA DE DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN

Espero que disfrutes tanto leyéndolo como yo escribiéndolo 😃
(Votos: 0 Promedio: 0)

EL PUENTE DE LA ZURRIOLA DE DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN

El Puente de La Zurriola, también conocido como Puente del Kursaal, es mucho más que el último puente que cruza el río Urumea antes de verter sus aguas en el Cantábrico.

Puente de la Zurriola

Es la consecución de un sueño de un grupo de visionarios, que lucharon contra el mar y las mareas para crear el ensanche del Kursaal y terminar de transformar los antiguos arenales de Gros en un barrio digno incluso de París.

LOS ORÍGENES DEL PUENTE DE LA ZURRIOLA

El pistoletazo de salida para el nuevo ensanche se dio en abril de 1907, con un acuerdo entre el Ayuntamiento y la Sociedad Inmobiliaria Gran Kursaal Marítimo de San Sebastián.

En 1911 se constituyó oficialmente la Sociedad, que tenía como objetivos ganar terrenos al mar en la orilla derecha del Urumea para agrandar en barrio de Gros, crear un puente que uniera las dos orillas y construir un lujoso casino llamado Gran Casino Kursaal Marítimo.

Para ello, tuvieron que luchar contra viento, y sobre todo, marea para poder encauzar el Urumea entre el puente de Santa Catalina y el Boulevard.

LA CONSTRUCCIÓN DEL PUENTE DE LA ZURRIOLA

Hubo que esperar hasta junio de 1917 para que la Sociedad firmase el contrato de construcción del nuevo puente con la empresa adjudicataria de las obras, por un valor de 900.000 pesetas.

Puente del Kursaal

Los padres del puente fueron el ingeniero José Eugenio Ribera con la colaboración de los arquitectos Julio María-Martínez Zapata
y Ripollés.

Ribera y Zapata habían colaborado anteriormente en la construcción de otros puentes, como el de María Cristina.

La dirección de la obra corrió a cargo del ingeniero Víctor Arana, aunque se vio seriamente dificultada por la fuerza del Cantábrico, que retrasó su construcción.

El puente de la Zurriola (hay quién equivocadamente lo llama puente del Kursaal), fue finalmente inaugurado el 14 de agosto de 1921.

DESCRIPCIÓN DEL PUENTE

El puente de la Zurriola mide 110 m de longitud y 20 m de anchura, utilizándose en su construcción hormigón armado y piedra caliza de Mutriku.

El puente consta de cuatro arcos de 30 metros de luz y dos estribos (la parte de los extremos que une la estructura a las vías de acceso entre otras funciones) que sobresalen 5 metros.

Además cuenta con dos pilas curvas, que son las estructuras verticales que soportan los puentes y que al ser circulares o elípticas reducen la presión ejercida por el agua.

Puente de la Zurriola San Sebastián

Sin embargo, el elemento más destacado del puente son sus seis farolas de estilo modernista rematadas por una bola de vidrio, diseñadas por el ingeniero Víctor Arana, y que le valieron al puente el sobrenombre del «seis de bastos».

UBICACIÓN DEL PUENTE DE LA ZURRIOLA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *