Gipuzkoa

LA PEQUEÑA ERMITA ENTRE VIÑEDOS DE ZARAUTZ QUE SIRVIÓ DE CUARTEL EN LAS GUERRAS CARLISTAS

Espero que disfrutes tanto leyéndolo como yo escribiéndolo 😃
(Votos: 0 Promedio: 0)

LA PEQUEÑA ERMITA ENTRE VIÑEDOS DE ZARAUTZ QUE SIRVIÓ DE CUARTEL EN LAS GUERRAS CARLISTAS. SAN MARTÍN DE IBAIETA.

Sobre la modesta cumbre que separa la desembocadura de los ríos Iñurritza y Oria, y rodeada de viñedos de txakoli, se encuentra una pequeña y mágica ermita marcada por la historia.

Ermita de San Martín de Ibaieta

Se trata de la ermita de San Martín (San Martin baseliza en euskera), cuya construcción se pierde en la bruma que sube desde el Cantábrico, que se encuentra a escasos metros de sus piedras.

LA ERMITA DE SAN MARTÍN DE IBAIETA

Se cree que la ermita de San Martín de Ibaieta fue construida en el siglo XVI, por orden del linaje de los Ibayeta, quienes nombraban a la serora que debía cuidar del templo.

Aguabenditera ermita San Martín

Aún hoy día, perdura el caserío Ibaieta del siglo XVII en la ladera del monte Talaimendi, muy cerca de la ermita de San Martín, y es que la construcción de la A-8 estuvo a punto de arrasarlo, aunque fue trasladado unos metros arriba.

LA ERMITA DE SAN MARTÍN DE ZARAUTZ DURANTE LAS GUERRAS CARLISTAS

Esta ermita, cuyo entramado de madera sostiene viejas piedras, tuvo que ser reconstruida en el año 1883 por orden del vicario de Zarautz.

Y es que durante las guerras carlistas, la ermita fue ocupada por las tropas carlistas, ya que desde las laderas del monte Talaimendi se controla todo Zarautz, en cuya playa desembarcaban los insurrectos armas y municiones para sostener la guerra contra los liberales.

Qué ver en Zarautz.

Desde aquí incluso se podía controlar el monte San Antón, conocido popularmente como el ratón de Getaria, donde las tropas gubernamentales se habían hecho fuertes, ante el dominio de casi la totalidad de la provincia por los carlistas.

Aún hoy día, es posible contemplar varias saeteras en sus muros recuerdo de su pasado como templo fortificado, haciendo honor al pasado de San Martín como soldado romano.

SAN MARTÍN DE IBAYETA, UN TEMPLO MÁGICO

El templo, al que se accede a través de una portada en arco, junto a la que se encuentra la tosca agua benditera, se encuentra presidido por una talla del siglo XVIII de San Martín de Tours consagrado como obispo.

Interior de la ermita de San Martín de Ibayeta.

Durante la festividad de San Martín, los vecinos acuden con granos de maíz, alubias, ajos y otras hortalizas para que sean bendecidas y ser utilizadas como simientes.

Y es que muchos ritos que aún se conservan el los templos rurales, tienen claras raíces precristianas.

COMO LLEGAR A LA ERMITA DE SAN MARTÍN DE IBAYETA

Podemos llegar hasta los alrededores de la ermita siguiendo las marcas blancas y rojas del sendero GR-121 TALAIA ibilbidea, desde la playa de Zarautz.

Secretos de Zarautz
Laurel bendecido o «erramu bereindikatua» en la puerta de la ermita de San Martín.

Durante la subida, obtendremos unas vistas fantásticas de la villa costera, cobijada bajo el monte Santa Bárbara, para antes de llegar al camping tomar el camino que pasa junto al restaurante Berazadi Berri para llegar en pocos minutos a este mágico rincón de la costa vasca.

UBICACIÓN DE LA ERMITA DE SAN MARTÍN DE ZARAUTZ 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *