La abadía de Saint-Germain-Des-Prés de París. Un templo único con una historia excepcional.