Turquía

La Mezquita de Sehzade, un bello monumento en honor del hijo predilecto de Solimán el Magnífico.

Follow by Email
Facebook
Twitter
Instagram
La Mezquita de Sehzade, un bello monumento en honor del hijo predilecto de Solimán el Magnífico.
4.8 (95%) 4 vote[s]

LA MEZQUITA DE LOS PRÍNCIPES

BELLO MONUMENTO EN HONOR DEL HIJO PREDILECTO DE SOLIMÁN EL MAGNÍFICO

Lugares históricos Estambul

Durante el reinado de Solimán el Magnifico, el Imperio otomano alcanzó su máxima extensión geográfica, además de su máximo grado de desarrollo civil (por lo que también era conocido con el apelativo de el “Legislador”). Por lo que se podría decir que fue el sultán más importante del Imperio otomano.

EmperorSuleiman.jpg
De Anonymous after Titian – Kunsthistorisches Museum Wien, Dominio público, Enlace

Sin embargo, aunque Solimán cosechó numerosos éxitos militares y bajo su mandato el Imperio otomano alcanzó un gran desarrollo cultural, en su ámbito privado sufrió el tormento de perder a su vástago más querido y tener que ordenar la ejecución de su hijo primogénito.

Solimán tuvo tres esposas, aunque solamente una de ellas adquirió el rango de esposa legal, Haseki Hürrem Sultan, más conocida en occidente como Roxelana, por su cabellera rojiza.

Haseki Huerrem Sultan Roxelane.jpg
De Anónimowww.topkapipalace.org, Dominio público, Enlace

El primer hijo que le dio Roxelana a Soleimán fue llamado Mehmet. Se cree que este era el favorito de Solimán, frente a su hermanastro mayor, Mustafá, concebido por otra concubina e hijo primogénito del sultán.
Una de las razones por la que los historiadores creen que Soleimán favorecía a su hijo Mehmet, es que a este le envió a gobernar una provincia más cercana a Estambúl, mientras que a Mustafá le envió a otra más lejana. Sin embargo, entre la aristocracia otomana y el ejército, el favorito para suceder a Solimán era Mustafá.

Mezquitas más bonitas de Estambul

En 1543, cuando Soleimán retornaba a Estambul de una campaña triunfal en Hungría, recibió la noticia del fallecimiento de su hijo Mehmet, lo que fue un duro golpe para el sultán. Se cuenta que Soleimán lloró durante 40 días sobre la tumba de su hijo, y que después ordenó al arquitecto Mimar Sinam (autor también de la mezquita de Solimán) la construcción de un mausoleo y una mezquita en honor de su hijo fallecido.
La muerte del príncipe Mehmet está envuelta en el misterio, porque aunque se cree que murió por viruela, algunos historiadores sospechan que fue la madre del príncipe Mustafá la que planeó su muerte.

La Mezquita de Sehzade (Mezquita de los príncipes)

Esta bella mezquita se encuentra en el distrito de Fatih, y cuenta con dos minaretes de 55 metros de altura adornados con relieves geométricos e incrustaciones de terracota. Hay quien dice que los relieves reflejan las lagrimas de Solimán por su hijo.

Mezquita del príncipe

La mezquita es de planta cuadrada y tiene una cúpula central de 19 m de diámetro y 37 m de alto flanqueada por cuatro semicúpulas.

Mezquitas más bonitas Estambul

Mausoleos

En el cementerio hay cinco mausoleos, siendo el más antiguo y el más grande el del príncipe Mehmed. Sobre la tumba de Şehzade Mehmed se encuentra un inusual trono de madera que simbolizaría que era el elegido para sustituir a Solimán.

Mezquitas más bellas de Estambul
Además de la tumba de Mehmet, en el mausoleo también están las tumbas de su hija, Hümaşah Sultan, y su hermano menor, Şehzade Cihangir.
Al sur del mausoleo de Mehmet, se halla una tumba octogonal que pertenece al Gran Visir Rüstem Pasha, diseñada también por el arquitecto Sinan.

UBICACIÓN:

Follow by Email
Facebook
Twitter
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *