Egipto

La Sexta Dinastía de Egipto. El fin del Imperio Antiguo.

Espero que disfrutes tanto leyéndolo como yo escribiéndolo 😃
(Votos: 0 Promedio: 0)

La Sexta Dinastía de Egipto (2323-2150 a.C.) es considerada como la última dinastía del Imperio Antiguo de Egipto.

LOS REYES DE LA VI DINASTÍA

Los reyes más importantes de la VI Dinastía fueron los siguientes: Teti, Pepi I, Merenre y Pepi II (según la tradición, este último gobernó durante 94 años).

Saqqara Egipto

VI DINASTÍA 2323-2150 a.C.

• Teti 2323–2291 a.C.

Es el primer rey de esta dinastía, cuyo reinado se considera como el principio del fin del Imperio Antiguo.

Ya que durante su reinado, los altos funcionarios comenzaron a construir grandes monumentos funerarios que rivalizaban con los del faraón, lo que es considerado como una muestra de debilidad de los reyes de la Sexta Dinastía.

Listado de gobernantes del Antiguo Egipto. La lista completa de los faraones y reyes egipcios.

El rey Teti, que tuvo varias esposas y al menos tres hijos y diez hijas, fue enterrado en la necrópolis real de Saqqara.

Según Manetón, Teti fue asesinado por un guardaespaldas, siendo sucedido brevemente por un usurpador: Userkara.

• Userkara 2291–2289 a.C.

El segundo faraón de la Sexta Dinastía es otro de los misterios de aquella enigmática época.
Se desconoce su relación con el anterior faraón y con su sucesor, además de gobernar durante un breve lapso de tiempo (entre 1 y 5 años).

Además, muchas de las inscripciones donde debería aparecer su nombre aparecen borradas, lo que puede significar que llegó al trono como un usurpador, de ahí que el siguiente faraón quisiera borrar su huella.

• Pepi I 2289–2255 a.C.

El tercer regente de la dinastía, fue también uno de los más importantes.

Hijo del fundador de la Sexta Dinastía, su reinado fue uno de los más longevos, manteniéndose entre cuarenta y cincuenta años en el trono.

Tuvo que hacer frente a varias conspiraciones, asentando su poder gracias al florecimiento del comercio y lanzando exitosas campañas militares en Nubia y el Sinaí.

Mandó construir un complejo piramidal para ser enterrado, conocido como Pepi Mennefer, que daría el nombre a la antigua capital de Egipto: Menfis.

• Merenre I 2255–2246 a.C.

El cuarto faraón de la dinastía, fue Merenre Nemtyemsaf I, quien era hijo de Pepi I y la reina Ankhesenpepi I.

Menenre I

Su regencia duró entre seis y once años, continuando con las expediciones comerciales a Nubia y la costa Levantina.

Al igual que sus predecesores, también mandó construir un complejo funerario en Saqqara.

Durante su reinado, el poder central siguió debilitándose, ya que la nobleza provincial pasó a recaudar impuestos y gestionar los recursos.

• Pepi II 2246–2152 a.C.

Pepi II Neferkare, el quinto faraón de la dinastía, era el hijo de Merenre I y nieto de Pepi I.

Como ya hemos visto, su reinado marcó el declive definitivo de la Sexta Dinastía.

Se descentralizó el poder de la capital Menfis, otorgando más independencia a los Nomos, cuyos nomarcas (representantes regionales del rey) adquirieron gran poder económico.

Pepi II continuó con la política comercial de sus predecesores, importando cobre, incienso, marfil, ébano y otros productos desde Nubia y el Sinaí.

Pepi II también mandó construir un complejo piramidal en Saqqara, donde destacaba su pirámide.

Pepi II es considerado el faraón que más tiempo gobernó en Egipto, aunque los historiadores creen exagerada la cifra de noventa años, y creen que no fueron más de sesenta y cuatro.

• Merenre II 2152–2152 a.C.

El sexto y penúltimo faraón de la dinastía, accedió al trono siendo un anciano, debido al largo reinado de su padre.

Heredó un reino que se estaba desmoronando ante el ascenso de los nomadas regionales.

Su reinado apenas duró un año y un mes.

• Netjerkare Siptah 2152–2150 a.C.

El misterio envuelve al último reinante de la Sexta Dinastía, Netjerkare Siptah.

Hay quien cree que fue el último rey del Imperio Antiguo, mientras que otros creen que pudo ser el primer rey de la Séptima u Octava Dinastía.

También, se le relaciona con la legendaria reina Nitocris.

CULTURA DE LA SEXTA DINASTÍA

Desde el punto de vista cultural, la Sexta Dinastía de Egipto es una continuación de la V Dinastía.

Los faraones siguieron construyendo pirámides para ser enterrados siendo la mayoría de ellas construidas en Saqqara.

Pirámides en Saqqara.

Sin embargo, estas pirámides no fueron tan espectaculares como las de las IV dinastía.

Ante la acumulación de poder por parte de los altos funcionarios locales, algunos faraones como Pepi I, respondieron construyendo numerosos templos a los dioses locales y capillas para el culto real.

Sexta Dinastía Imperio Antiguo.
Estatuilla de porteador encontrada en la tumba de un alto dignatario de la VI dinastía llamado Niankhepepo, durante el reinado de Pepi I.

También se realizaron importantes obras como canales para facilitar el comercio, y exitosas campañas militares que incluían transporte de tropas por mar.

¿POR QUÉ CAYÓ LA SEXTA DINASTÍA DE EGIPTO?

El último rey de la VI Dinastía, Pepi II, fue uno de los gobernantes más longevos del Antiguo Egipto.

Algunos historiadores han querido ver a un rey anciano rodeado de familiares y funcionarios de alto rango urdiendo complots y confabulando contra el faraón como el motivo de su caída.

Para otros, el motivo del fin de la dinastía fue el haber otorgado un amplio poder a los gobernantes locales en contra del poder central.

Y hay una última teoría que achaca su final a un cambio drástico en el clima que afectó a las crecidas del río Nilo.

CONCLUSIÓN SOBRE LA VI DINASTÍA DE EGIPTO

Aunque la VI Dinastía refleja un periodo convulso y complejo del Antiguo Egipto, tuvo importantes faraones que siguieron con el legado arquitectónico, comercial y artístico de las anteriores dinastías.

Estatua de Mitri como escriba.
Estatua de Mitri como escriba, encontrada en su mastaba en Saqqara, de entre finales de la V y comienzos de la VI Dinastía.

Aunque tuvieron que hacer frente a un cada vez mayor poder de los altos funcionarios y una descentralización que acabaría con el Imperio Antiguo.

La pirámide escalonada de Djoser, la primera de la historia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *