Historia del pueblo judío

¿Qué es la mezuzá?

Follow by Email
Facebook
Twitter
Instagram

¿QUÉ ES LA MEZUZÁ?

En varios post sobre historia del pueblo judío, hago referencia a un hueco en el dintel derecho de la puerta de entrada a las viviendas, en el que iría colocada la mezuzá, hueco que nos serviría para identificar a esa casa como parte de la judería. ¿Pero qué es realmente la mezuzá?, ¿Por qué se colocaba en las puertas de las casas habitadas por los judíos? Para responder a estas preguntas he decidido escribir este post sobre los mezuzot.

Lisboa judía
Posible hueco de una mezuzá en un restaurante del barrio de Alfama de Lisboa, en el lugar donde se encontraba la judería.

¿QUÉ ES UNA MEZUZÁ?

La mezuzá, es un rollo de pergamino, que contiene escritos los dos primeros párrafos de la Shemá (una de las principales plegarías de la fe judía y que se debe recitar al levantarse y al acostarse).

El pergamino se enrolla y se coloca dentro de un estuche generalmente cilíndrico que puede ser metálico, de madera o de vidrio y que posee una abertura desde la que se puede leer la palabra Shaddai, uno de los nombres de dios (no tan conocido como el de Yahvé) según la tradición judeocristiana.

Algunas personas creen erróneamente que la mezuzá es el estuche donde se guarda el pergamino, pero realmente es el pergamino que se encuentra dentro.

La mezuzá se puede colocar en posición vertical o inclinada, solución esta última intermedia ya que el sabio judío-francés Rabí Shlomo Yitzjaki sostenía que debía colocarse de forma vertical, mientras que Jacob ben Meir Tam abogaba por colocarla en horizontal.

Secretos Venecia
Marcas de mezuzá antiguas junto a una mezuzá moderna en una de las puertas del gueto de Venecia.

¿DONDE SE COLOCABA LA MEZUZÁ?

La mezuzá se colocaba y se sigue colocando en la parte superior derecha de la jamba de la puerta principal de la casa para indicar que sus moradores son judíos. Al colocarse la mezuzá, se organizaba una fiesta llamada Chanukat HaBayit, celebrándose una comida con amigos y familiares y leyéndose la Torá.

¿POR QUÉ SE COLOCABA LA MEZUZÁ?

El objetivo de la mezuzá, es que los habitantes de la casa recordasen a dios al entrar y salir de la vivienda. Desde la Edad Media, se tomó como costumbre tocar con la mano la mezuzá pudiéndose recitar lo siguiente: “Dios cuidará mi salida y mi retorno ahora y por siempre”. Algunas personas incluso besan la mezuzá.

Además, la mezuzá también funcionaba como amuleto protector de la vivienda y su moradores y servía para indicar que en esa casa habitaban judíos. 

Judería Sos del Rey Católico
Hueco de una antigua mezuzá en Sos del Rey Católico, en España. Sobre este, una cruz tallada para indicar que allí habitaban judíos conversos.

¿QUÉ ESTÁ ESCRITO EN LA MEZUZÁ?

En la mezuzá, se encuentran escritos los dos primeros párrafos del Shemá: “Shemá Israel” (Escucha, oh Israel) y “Vehaya im Shamoa” (En caso que me oyéreis ) en hebreo en un total de 22 lineas.

La mezuzá debe estar escrita con una tinta negra especial a mano y utilizando pluma, no siendo válidas las fotocopias. Y además, no puede contener ningún error ortográfico, ya que invalidaría la mezuzá.

La siguiente sería la traducción más o menos literal, del texto en hebreo que contiene la mezuzá.

Escucha, oh Israel, el Señor es nuestro dios, el Señor es uno.

Y amarás al Señor tu dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y ​​con toda tu fuerza. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón. Y las enseñarás diligentemente a tus hijos, y hablarás de ellas cuando estés en tu casa, y cuando andes por el camino, y cuando te acuestes y cuando te levantes. Y las atarás como una señal en tu mano, y serán un adorno entre tus ojos. Y las escribirás en los postes de las puertas de tu casa, y en los portones. (Deuteronomio VI, 4‑9).

Y sucederá, si obedecéis diligentemente mis mandamientos que hoy os prescribo, de amar al Señor vuestro dios y servirle con todo tu corazón y con toda tu alma. Y daré la lluvia a tu tierra en su estación, la primera lluvia y la última lluvia, para que puedas recoger tu maíz, tu vino y tu aceite. Y daré hierba a tus campos para tu ganado, y comerás y quedarás satisfecho. Tengan cuidado, no sea que su corazones sean seducidos, y ustedes se aparten y sirvan a otros dioses, y los adoren; Y la ira de Jehová caerá sobre ti, y cerrará los cielos para que no haya lluvia, y la tierra no dé su fruto; y pereceréis rápidamente expulsados de la buena tierra que el Señor os da. Por lo tanto, guardarás mis palabras en tu corazón y en tu alma; y las atarás como una señal en tu mano, y serán ornamentos entre tus ojos. Y les enseñarás a tus hijos, hablando con ellos, cuando te sientas en tu casa, y cuando andes por el camino, y cuando te acuestes y cuando te levantes. Y las escribirás en los postes de las puertas de tu casa, y en los portones; para que tus días y los días de tus hijos se multipliquen sobre la tierra que el Señor juró darles a tus padres, como los días del cielo alrededor de la tierra “. (Deuteronomio XI, 13-21).

MezuzahText.jpg

Follow by Email
Facebook
Twitter
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *